LLAMAMIENTO DE LA COORDINADORA ESTATAL DE ASOCIACIONES DE MEMORIA HISTÓRICA Y VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO

Ante la actual situación política, el Encuentro Estatal de Colectivos de Memoria Histórica y de Víctimas del franquismo, formado por un centenar de asociaciones y organizaciones de todo el estado español y del exilio republicano, acuerda:
Instar a toda la ciudadanía y la sociedad civil, a las fuerzas políticas democráticas, a las organizaciones sindicales, a los movimientos feminista, ecologista, vecinal, a las organizaciones de personas migrantes, a intelectuales, comunicadores/as, y creadores/as de opinión… a adoptar un calendario de movilizaciones en defensa de la democracia, los derechos civiles y los derechos humanos, que están siendo amenazados explícitamente por la derecha política y mediática con la connivencia de personas imbricadas en las instituciones y aparatos del Estado. Estas maniobras, sustentadas en una excepcional campaña planificada de bulos y calumnias, se llevan a cabo aprovechando las medidas extraordinarias adoptadas por el gobierno democrático para hacer frente a la crisis sanitaria, económica y social provocada por la pandemia del Covid19.
Como defensores de los derechos de las víctimas de la dictadura y de los/las resistentes contra el franquismo, tenemos autoridad moral para dirigirnos a la sociedad, y proponer públicamente que, en cuanto la situación de desescalada sanitaria lo permita en cada lugar, se convoque a la ciudadanía a movilizarse en defensa de la convivencia y la democracia, contra el fascismo y el golpismo.
Instamos a la convocatoria de una gran movilización pacífica, sostenida, plural y unitaria, que independientemente de la posición con respecto al Gobierno de España de cada persona o colectivo, condene la ilegítima campaña de acoso y derribo al que está siendo sometido éste, y confronte las pretensiones de la extrema derecha de hacerse con la hegemonía de la calle vulnerando las normas sanitarias y de convivencia. Es indispensable en estos momentos una gran demostración cívica de que, en nuestras ciudades, pueblos y calles, quien tiene la presencia y la voz es el pueblo, y que no acepta chantajes ni coacciones.

No hay equidistancia posible entre la democracia y el fascismo, entre la opresión y los derechos humanos. Se acabó el tiempo de mirar a otro lado. Es hora de decir ¡¡basta!! a quienes agreden diariamente la convivencia y hacen uso de la discordia y la mentira como armas políticas.
Contra el fascismo y el golpismo. Por la Democracia y las libertades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba