Actual Conservatorio

En el 90 aniversario del advenimiento de la II República, honor y memoria para las víctimas lorquinas del franquismo

Autor: Floren Dimas (Delegado de AGE en la Región de Murcia e investigador histórico).

Todas las esperanzas depositadas en una república renovadora, con un proyecto democrático y progresista, se vinieron abajo con el golpe de estado fascista que inició la guerra civil 1936-39. La sociedad  lorquina se entregó a apoyar la causa de la República durante la Guerra y fue castigada a su termino de la forma más cruel y larga imaginable. Hubo cientos de consejos de guerra, muchos de ellos celebrados en Lorca, en el colegio de La Purísima, -actual conservatorio- y en el propio Ayuntamiento, que enviaron a centenares de lorquinos ante los pelotones de fusilamiento, los presidios, los campos de trabajo forzado esclavo, en España y en Marruecos y al destierro más inhóspito y alejado. Las multas, los embargos de tierras, casas y bienes, las depuraciones y expulsiones de trabajadores y funcionarios condenados al hambre, llevaron a miles de familias lorquinas a la angustia, a la ruptura por la separación, al terror y la desesperación, siendo causa de que algunos lorquinos quisieran terminar con aquel infierno recurriendo al suicidio. Varios paisanos nuestros  fallecieron en las prisiones a lo largo de toda la geografía penitenciaria, como consecuencia del maltrato recibido en las cárceles de Franco.

Colegio La Purísima


Un homenaje pendiente
Desde el advenimiento de la democracia ningún gobierno municipal, ningún partido político, ha sido capaz de promover y realizar un homenaje institucional a las víctimas lorquinas del franquismo, en una ciudad que ha sido generosa reconociendo a personajes y eventos merecedores y a  otros tantos manifiestamente prescindibles y hasta esperpénticos.


El pueblo de La Paca quiere recordar a sus víctimas
A petición de unos vecinos de la pedanía lorquina de La Paca, estoy revisando el fichero de represaliados de la localidad y mientras lo hacía  ayer noche, pensaba en la tremenda historia personal que se escondía detrás de cada una de las fichas que iba consultando. La mayoría eran paqueros jóvenes, alguna mujer entre ellos, condenada a la pena de muerte (conmutada a 30 años de presidió), hombres casados con muchos hijos a su cargo; en varios casos hay condenados miembros de una misma familia…  sentenciados sin que sobre ellos recayese ninguna acusación de autoría de delitos de sangre. Aunque intentasen  relacionarlos con la muerte de un cura  y con la quema de unas imágenes, la razón última de aquella persecución fue la explotación colectiva de las tierras incautadas a conocidos terratenientes golpistas y al nuevo papel representado por el empoderamiento popular y femenino en la sociedad rural republicana.
Ante mis ojos fueron desfilando las fichas con los datos y vicisitudes relativas a los vecinos de La Paca. Víctimas del franquismo, todos ellos condenados por los consejos de guerra a penas que  oscilaron entre 6 meses y un día a 30 años de prisión mayor, destierro o deportación a campos de trabajo esclavo:
Alfonso López Martínez, Alfonso Navarro Martínez, Alfonso Pérez García, Antonio Bernal López, Antonio Cano Jiménez, Antonio Fernández Espín, Antonio Martínez Pintor, Blas Navarro Oliver, Blas Ruiz Robles, Daniel Corbalán Valero, Diego López Bernal, Diego Marín Rojo, Pedro Chuecos Ibáñez, Fernando Paco López, Fidel Vera Espín, Francisco Molina Sánchez, Francisco Paco Sánchez, Francisco Reinón Merlos, Francisco Sánchez Balboa, Genaro Rodríguez Picón, Ginés Giménez Bernal, José Corbalán Espín, José García Giménez, José González Jordán, José Sola Cánovas, Josefa Gómez Pérez, Juan Corbalán Valero, Juan Espín Belmonte, Juan López Chuecos, Juan López Sánchez, Juan Mondéjar López, Juan Navarro Chuecos, Juan Navarro Corbalán, Juan Poveda Pintor, Juan Sánchez Balboa, Manuel Vera Espín, Miguel López Bernal, Miguel Rubio Martínez, Pedro Espín Bernal, Ramón Vera Jiménez, Alfonso Quiñonero López y (?) Sáez Gabarrón.
¿Cuándo habrá en Lorca unos grupos políticos en el Ayuntamiento que lleven a cabo un acto público, institucional y solemne de  reconocimiento a todas las víctimas del franquismo de Lorca?

Esa izquierda democrática ¿existe o está todavía por llegar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba